Existe ya un calendario político para equiparar los permisos de maternidad y paternidad con el fin de que sean iguales, intransferibles y remunerados al 100%. A pesar de la incertidumbre en la aprobación de los Presupuestos, el Gobierno actual ha ordenado sacar adelante este asunto por decreto.

En la propuesta sugerida a los empleados públicos se aprecia que el permiso de paternidad, como el de maternidad, inserte un número de semanas fijas de manera ininterrumpida y que son disfrutables justo después del nacimiento. Así, la previsión es que sean de 9 semanas para 2019, 13 para 2020 y 16 semanas para 2021.

En el caso de los funcionarios, salvo las primeras semanas fijas que si podrán disfrutar de manera conjunta,  las siguientes tendrán que ser por separado, ya que parece ir en contra del fomento de la corresponsabilidad.

Sobre la ampliación de los permisos para los funcionarios, en el caso de que se produzca una equiparación total con 16 semanas para cada progenitor, conllevaría unas 3.000 bajas paternales con un coste anual de 12 millones de euros.

En estos momentos, existen 6 semanas obligatorias e intransferibles para la madre frente a 5 para el padre, siendo voluntario pero exclusivo. Luego, quedan 10 semanas intercambiables, aunque en la mayoría de los casos son aceptadas por las madres. En menos de un 2% fueron asumidas por los padres (datos de la Seguridad Social).

Igualdad en los permisos

De esta manera, la evolución próxima es que los permisos de paternidad sean ampliados para todos los trabajadores, no sólo para los funcionarios, con un total de 8 semanas para 2019, 12 para 2020 y 16 para 2021, igualándose así la equiparación con la baja de maternidad.

Permiso parcial de paternidad para autónomos

Los autónomos también son padres y con ello, tienen derecho a percibir permiso de paternidad. Aunque no todos se pueden estar unos días de baja, existe la modalidad de contar con un permiso de paternidad parcial.

Esta duración de baja tendría un tiempo máximo de 5 semanas, siendo cuatro de formas ininterrumpidas y una quinta se puede elegir entre la fecha de nacimiento, adopción o acogimiento y los 9 meses siguientes.

Cuando un autónomo pide la baja por paternidad parcial, disminuirá al 50% lo que paga y cobrará la prestación. Una vez solicitada la baja, el trabajador comenzará a percibir un subsidio desde el momento en el que comience la baja hasta la finalización del descanso, manteniendo durante ese tiempo su actividad laboral de forma parcial.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies