En 2016 se empezó a utilizar los chats boots y a día de hoy están funcionando extraordinariamente bien y con mucha naturalidad, integrados en la vida cotidiana de los usuarios a través de un lenguaje natural y humano.

Para conocer mejor de lo que estamos hablando, vamos a tirar de la definición que hace la Wikipedia sobre lo que es un bot, definiéndolo como un programa informático que simula un comportamiento humano. Así, los chat bots son capaces de imitar una conversación a través de mensajería instantánea pareciendo una persona, entendiendo y aprendiendo al mismo tiempo del lenguaje natural escrito por el ser humano.

El bot aprende directamente de lo que le hablan (mejor dicho le escriben) otras personas, básicamente como si fuese una de ellas. Es además curioso ver como en Silicon Valley buscan escritores, guionistas y poetas para darle ese toque humano al bot.

Estas aplicaciones de chat bots se pueden convertir en auténticos asistentes virtuales. Es el caso de Siri, Cortana o Google Now, los cuáles ya ejecutan tareas, incluso tomando decisiones sobre la hora, la ubicación u otras apps que una persona pueda estar utilizando.

Lo interesante es que las distinta apps se integran en el chat bots para no tener que abrirlas si alguien quiere conocer el tiempo, pedir un taxi o una pizza. Esto es y será una auténtica revolución con el auge de los wearables y el internet de las cosas, no necesitando un dispositivo como un smartphones para interactuar con toda este tecnología “humana”.

Es muy probable que los asistentes de voz para el hogar sean los nuevos reyes de la casa, controlando cosas como la temperatura de la nevera, la seguridad de la casa u otras cuestiones. De forma que con el uso, las personas dejarán de tratar a estos asistentes como cosas y comenzarán a hablarles como amigos o familiares.

También las conversaciones inteligentes se han convertido en la nueva estrella de la atención al cliente, actuando como auténticos canales de comunicación. En estos momentos, son muchas marcas las que están inmersas en el uso de estos asistentes virtuales, consiguiendo una gran personalización sobre las necesidades que puedan tener sus clientes.

Finalmente, pondremos algunos ejemplos como el de Telepizza quién tiene un chat boots con un lenguaje muy natural, resolviendo las dudas de sus clientes y ayudándoles a encontrar la pizza que quieren. También destaca Taco Bell, una cadena de restaurantes que sirven comida mexicana o KLM, compañía aérea holandesa que también se ha entregado a los bots conversacionales.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies