La transformación digital es a día de hoy una de los grandes desafíos para conseguir que la competitividad de las empresas mejoren. Las organizaciones que afronten un buen proceso de digitalización, aumentarán su volumen de negocio y reducirán costes.

El animo de crecer, avanzar y mejorar debe ser una constante para cualquier empresa ya que los mercados varían a gran velocidad, la tecnología cambia y la sociedad se transforma. De forma que la mudanza tecnológica debe ir acompañada de un cambio cultural, estando al día de los avances.

Esta transformación la podríamos encuadrar en lo que hoy conocemos como industria 4.0, que conlleva la digitalización de una empresa en todos los horizontes posibles, desde los datos que circulan de abajo hacia arriba y también los que lo hacen de forma transversal, desde proveedores a empresas y clientes.

La industria 4.0 y el uso de las nuevas tecnologías permite el empleo de la robótica colaborativa, accediendo a la posibilidad de trabajar con robots. A favor, ya existe una legislación que lo permite. Las impresoras 3D también crecen y junto con la realidad aumentada, abren un camino lleno de posibilidades. Lo de ponerse una gafas 3D y mover piezas, ya no es algo de ciencia ficción.

Para una correcta digitalización se requiere conocer en profundidad el estado real de la empresa. El punto de partida debe ser acorde al estado en el que se encuentra la empresa para a partir de ahí, proponer soluciones e ir creando un sistema digital que abarque a todo lo que supone la empresa. Es transcendental que el sistema sea claro para que favorezca un mayor impacto.

El análisis de la organización debe ser muy profundo, determinando el equipo que se va a implicar, el proceso, los retos, objetivos, planes, etc. El estudio debe ser realizado por un conjunto externo, que tenga acceso a la información al completo, con capacidad suficiente para entender y poder analizar lo que hay que hacer, dándole la autoridad suficiente para que pueda proponer los cambios necesarios.

Un buen análisis será clave para para el futuro de la empresa y su correcta transformación también dependerá de las características individuales de la propia organización.

La transformación digital y sus distintos niveles

Transformación digital inicial

Aquí incluiremos aquellas empresas e industrias que no han mantenido un ritmo natural de digitalización y están por detrás del mercado en cuanto al uso de las nuevas tecnologías y estrategias como camino mejorar los resultados. Para saber si tu empresa están en esta situación, hazte las dos siguientes preguntas: ¿estás automatizando los procesos?, ¿cuál es tu posicionamiento on-line?

Transformación digital avanzada

Cuando la respuesta a las preguntas anteriores son en positivo, puede ser que tu empresa la haya iniciado el camino de la transformación digital. Habría entonces que investigar si las nuevas estrategias, métodos, acciones o tecnología están contribuyendo a un mejor posicionamiento de la empresa en el mercado. Aquí es momento de comenzar ya a hablar de bigdata o de mercadotecnia de atracción.

La transformación digital del futuro

Ya hay empresas que están en un proceso avanzado de transformación digital, aplicando distintas figuras novedosas como el block chain, con conclusiones y avances concretos claramente definidos. Aquí seguro que el crecimiento y mejora de la empresa será latente en los próximos años.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies