Las pymes que quieran gozar de buen salud, deben cumplir adecuadamente con las leyes, con el fin de evitar cualquier problema legal. Es la mejor manera de tener controlado los distintos aspectos empresariales que están ligados directamente con la organización.

Tradicionalmente, las finanzas empresariales han estado volteando sobre cómo las unidades económicas, definen y estructuran sus distintas entradas de financiación. Hoy en día, el aspecto financiero ha ganado aún más valor en la toma de decisiones relacionadas con su funcionamiento y sus proyectos futuros.

Sobre el derecho financiero podemos decir que es aquel que ordena los ingresos y los gastos públicos. El ingreso público es el que comprende los impuestos, tasas y contribuciones especiales, mientras que el gasto público es el que incluye básicamente los gastos que se aprueban en la Ley de Presupuestos del Estado.

Así, el derecho financiero en cuanto al efecto que pueda tener sobre la pyme, abarca la gestión de cuánto, cuándo y cómo la empresa debe aportar dinero a la Hacienda Pública, mediante el pago de los tributos.

De forma que los tres tributos que toda pyme debe liquidar son los impuestos, las contribuciones y las tasas:

Impuestos

Lo primero es definir qué entiende la Ley General Tributaria por un impuesto, y viene a decir que son aquellos tributos que se reclaman sin que se tenga que prestar a cambio un servicio y se ordenan en:

- Los directos (como el impuesto de sociedades) y los indirectos (como el IVA).

- Personales (los que están relacionados con la riqueza que pueda tener el sujeto pasivo) y reales (vinculados a las cosas o bienes de los que el sujeto pasivo es titular o pagador).

- Objetivos (no tienen en cuenta las condiciones particulares del sujeto pasivo como es el caso del valor añadido) y subjetivos (atienden a las circunstancias particulares y familiares de los sujetos pasivos como sucede con el impuesto de la renta de las personas físicas).

- Periódicos (el hecho imponible se alarga en el tiempo, también vale como ejemplo el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) y en instantáneos (el hecho se produce en un momento también puedan ser periódicos como sucede con el IVA que devenga por cada prestación).

Contribuciones especiales

Hablamos de los tributos o pagos a la administración que se producen a cambio de una contraprestación.

Tasas

Son tributos que se abonan por el empleo del dominio público para un uso privado y se produce una prestación de servicios púbicos que favorecen de manera particular al sujeto.

Después de lo anterior, podríamos concluir indicando que el derecho financiero estudia la actividad financiera del Estado, no teniendo en cuenta la actividad bursátil, ni los bancos ni los negocios privados en general. Lo que trata son los ingresos y gastos públicos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies