El Corte Inglés comenzó con una pequeña tienda en la calle Preciados de Madrid dedicada a la sastrería y confección para niños que había sido fundada en 1890​ y que gozaba de cierto prestigio.  La situación del inmueble pronto levantó el interés del asturiano Pepín Fernández con vistas a satisfacer la ampliación del negocio que había inaugurado en 1934, con la asociación de empleados de Nuevas Pañerías y la aportación de capital de su primo César Rodríguez González, y que había bautizado como Sederías Carretas por encontrarse en la calle Carretas.

Terminada la Guerra Civil española, El Corte Inglés es trasladado en junio de 1940 a la calle Preciados 3 donde se constituye como Sociedad Limitada, con un capital de un millón de pesetas suscrito a partes iguales entre César Rodríguez, que se convierte en el primer presidente de El Corte Inglés S. L., y Ramón Areces, aportando este su parte de capital mediante un préstamo que aquel le facilita. Posteriormente en sucesivas ampliaciones de capital será César el que se haga con la mayoría de las participaciones aun cuando es Ramón el encargado de la estrategia comercial y del día a día del negocio.

Entre 1945 y 1946, tras adquirir una mayor parte del edificio y realizar la correspondiente reforma, la superficie de venta alcanza los 2.000m² en cinco plantas y se pone en marcha una estructura de venta por departamentos emulando a la ya existente en Galerías Preciados fundada en 1943. El crecimiento de la empresa sigue siendo continuo, así que en 1952, además de haber adquirido prácticamente todo el edificio que ocupaba, se convierte en Sociedad Anónima, en la que César Rodríguez sigue siendo el presidente y accionista mayoritario, cargo que ocupará hasta su muerte en 1966. Tras ésta, Ramón Areces, que hasta entonces había sido director general de la empresa, pasa a desempeñar el puesto de presidente y a convertirse en el mayor accionista de la compañía.

Es la competencia entre El Corte Inglés y Galerías Preciados, a partir de las décadas cincuenta y sesenta, la que producirá una revolución en el mercado de la distribución española, introduciendo las rebajas de temporada (Rebajas de enero), las campañas publicitarias (Ya es primavera en El Corte Inglés), el aire acondicionado en la tienda, el uso masivo de la publicidad, la introducción del escaparatismo a gran escala, las tarjetas de compras, la informatización del punto de venta, etc.

A la muerte de Ramón Areces en 1989, se hace cargo de la presidencia su sobrino Isidoro Álvarez Álvarez, que prosigue el proceso de expansión, siempre mediante la autofinanciación.

Hoy, El Grupo El Corte Inglés factura casi 16.000 millones de euros con 93 Corte Inglés, 41 Hipercor y 184 Supercor además de su división de informática, seguros, agencias de viajes y un sinfín de nuevas líneas de negocio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies