Que España siga siendo líder en la producción, comercialización y exportación de aceite de oliva no es noticia nueva, pero sí lo es que para la campaña 2018/2019 produzca un 26% más que en la campaña anterior, superando así el millón y medio de toneladas de aceite de oliva.

Según los datos que se recogen en el aforo del Departamento de Estudios Oleícolas del Centro de Excelencia de Aceite de Oliva de GEA (CEAO), la producción mundial de aceite de oliva alcanzará las 3.100.000 toneladas, siendo España la que tenga más del 50% de la producción total, con 1.580.000 toneladas de aceite de oliva.

De esta forma, España se posiciona como líder mundial en la producción de aceite de oliva y recuperando su posición en el mercado mundial. Tras ella, encontramos países como Grecia con 230.000 toneladas, Turquía con 220.000, Italia con 200.000, Túnez con 165.000, Portugal con 115.000, Marruecos con 110.000 y, finalmente, Siria con 100.000 toneladas de aceite de oliva, siendo así el único país que mantiene la misma producción con respecto a la campaña anterior. El resto de países, excepto España que ha visto aumentado su producción en un 26%, han sufrido un ligero descenso en la producción del “oro verde”, siendo la más acusada la de Italia, que ha visto caer su producción hasta en un 50%.

Cabe recordar que de los cerca de 12 millones de hectáreas de olivares que hay en el mundo, España ocupa una superficie superior a los 2,5 millones. La riqueza olivar en nuestro país es incuestionable. Hasta en 34 provincias españolas podemos encontrar hectáreas de olivar, siendo así una de las principales fuentes de ingresos y considerándose como uno de los principales patrimonios económico, social y cultural de nuestro país.

Actualmente en la geografía española existen 26 Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) de Aceite de Oliva Virgen y de Aceite de Oliva Virgen Extra, dando gran importancia y dedicación a la calidad del producto desde el cultivo y recogida, hasta la elaboración, embotellado y etiquetado de sus aceites. El valor patrimonial del aceite de oliva y el esfuerzo por su calidad de numerosas marcas comerciales españolas ha hecho que éstas se sitúen entre las más reconocidas y prestigiosas del mundo.

Según cuenta Rafael Cárdenas, responsable del Departamento de Estudios Oleícolas del CEAO, el único país de los cinco continentes que verá aumentada su producción en la próxima campaña es España. Este aumento destacado de nuestro país estará muy por encima de la media de las últimas cinco campañas. De hecho, según este estudio, este incremento de la producción de aceite de oliva en España hará que la bajada mundial solo sea del 6% con respecto a la campaña anterior. Cárdenas asegura que “la hegemonía de España en el sector del aceite de oliva se agudizará en esta próxima campaña, en la que se reforzará aún más su liderazgo mundial en el sector oleícola”.

No hay duda. El aceite de oliva en España, también conocido como “oro verde”, es y seguirá siendo uno de nuestro principal patrimonio, no solo económico, sino también social, medioambiental, cultural e incluso de salud pública.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies